26 may. 2013

No, no lo dije.
Te he mirado
te he sonreído
te he perdonado
te he buscado,
te he abrazado
te he pegado
te he llorado
te he llamado dormida
te he gritado
te he hecho reír
te he preocupado
te he retado
te he hecho enojar
te he extrañado horrores
te he mordido
te he hecho emocionar
te he acariciado
te he lastimado


He sentido que me moría, literalmente, al pensar que te perdía...

Te he hablado más del mil millones de palabras y te he contado las mil y un historias,

y sin embargo me parece que no dije algo,



Te amo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las palabras nunca son inocentes